Páginas vistas en total

jueves, 26 de marzo de 2009

No se debe intentar cambiar nada ni a nadie

Un local con problemas, los tendrá siempre y un local correcto, tiene todo a su favor para seguir siendolo, lo mismo cabe decir del estilo de cocina y de bodega, asi que debemos ser coherentes a la hora de elegir y no esperar lo imprevisible

La elección de la comida y vino depende nuestra experiencia

Y si no tenemos bastante con ella, debemos acudir al consejo de quien nos sirve.

Decisión irrevocable

Cuando nuestro sentido común se manifiesta en contra de una vianda o de un vino... debe ser atendido no podemos transigir si intentan convencernos, ya que no nos lucirá tomar algo que no nos parezca correcto

El sentido común en la mesa

Ante una situación en que a todos se nos supone tener sentido común, es cierto que en la mesa debe prevalecer el del comensal, y eso porque es esa la situación que se genera en la relación comensal / restaurador, haciendo bueno el viejo principio de que el cliente siempre tiene la razón, a la hora de elegir la temperatura de un plato, pedir el cambio de un vino por problemas de corcho u otro.